Nueva Forma de Habitar

Proyecto para una vivienda y jardín en la calle Avión Plus Ultra de Barcelona.


Por Juan Saez

En colaboración con “Nemo Arquitectes” de Yosko Navarro y “Jardines y Paisajes” de Alice Ruggeri.

Nos relacionamos con la vida sintiendo, nos gustan las cosas más allá de la razón, nos enamoramos de una persona, de un lugar, de una casa porque nos colma de sensaciones hermosas, nos hace “vibrar” llenándonos de Vida.

Juan Saez, sobre el terreno

Por eso nuestro afán por hacer que una casa sea algo más que un diseño bonito o materiales ecológicos, por estructurar su energía tal como hacían los antiguos Maestros de Obra, para que las personas que estén en ellas se sientan acogidas y nutridas por el hogar, para que haya un “enamoramiento” mutuo.


Juan, Alice y Yosko

Así hemos estudiado el terreno desde lo sutil, detectando y valorando el espacio como un todo compuesto por la calidad de las corrientes subterráneas de agua, de las fallas geológicas o de cualquier factor telúrico destacable, para armonizarlo con la sensación que deseamos que genere, y que es lo que hace que una casa sea realmente algo especial.

Los parámetros en que se basan nuestras mediciones son:

Bovis: Nos indica el volumen energético o cantidad de energía disponible en el lugar.

Los Bovis son una medida que relaciona la longitud de las ondas, expresadas en Amstrong (10 a las -9 mts) con la vitalidad que generan; se llaman Bovis en honor al investigador que descubrió esta relación.

De 0 a 6.500 Bovis los ambientes no “ofrecen” nada a quienes lo habitan, favoreciendo la aparición de enfermedades.

Por encima de 6.500 Bovis el ambiente es favorable, aunque recomiendo valores superiores a los 9.000 Bovis, ya que a partir de este rango de vibración tanto las funciones metabólicas como las mentales se pueden desarrollar correctamente, aumentando la intuición, sensibilidad, capacidad de enfoque, etc.

Color: En la década de los años 30 los franceses André de Belizal, Leon Chaumery y Morel, y más tarde Jean de la Foyé y Roger de Laforest entre otros, trabajaron sistemáticamente en la investigación experimental demostrando la relación de las formas en la salud, para ello emplearon un disco de madera de haya en el que encontraron una similitud entre los colores de la gama cromática solar y unas frecuencias que definieron como “Colores de Forma”.

La escala de “Colores de Forma” nos indica la calidad de la energía del espacio medido, nos indica la sensación de “pesadez” del ambiente, la presencia de factores tales como electricidad y su influjo combinado con aguas, fallas, u otros factores capaces de producir alteraciones.

Las mediciones obtenidas en las que figura un + son adecuadas para posibilitar mayor grado de bienestar. El color V+e (Verde + eléctrico) se halla en el límite adecuado para el bienestar.

Nivel Biótico: El Nivel Biótico nos indica la salubridad de un lugar y la vitalidad que nos ofrece. Los lugares con valores + nos indican que son propicios para el descanso, la regeneración y favorecen nuestras actividades.

El conjunto de mediciones nos da una idea general de la calidad energética de la vivienda, orientándonos en el uso que podemos dar a cada espacio.

La trama energética.

Los antiguos maestros de obra, o los maestros de Feng Shui ponían especial cuidado a la hora de determinar el recorrido de las corrientes de agua subterráneas, las fallas geológicas y otras alteraciones telúricas que influyen en la superficie.

Sabían que la emanación de estos flujos al llegar a la superficie afecta a los seres vivos que se encuentren sobre su vertical.

Leyendo la trama energética

De hecho lo romanos dejaban pastar el ganado en una zona durante un tiempo para después examinar sus vísceras y determinar así la calidad del lugar, antes de construir una villa o incluso una ciudad.

En China, el emperador Amarillo prohibió expresamente construir sobre las “venas del dragón” o corrientes telúricas especialmente intensas, debido a su nocividad.

Siguiendo esta práctica, hemos marcado el recorrido de las aguas y de las fallas para estructurar la vivienda; delimitando así las zonas neutras que dedicaremos a dormitorio y sala de estar.

Las zonas afectadas por las aguas y fallas las dedicamos a zonas de paso, almacenaje, como armarios, servicio o espacios de actividad como la cocina o el despacho.

También usamos los flujos, para llevar la información que nos interesa y difundirla por el espacio, las aguas, fallas y redes pasan así a ser factores de armonización, las fuerzas del lugar trabajan con nosotros a nuestro favor.

Aplicamos, de esta forma, el concepto base del “Aikido” en el que la armonía no viene por dominar una fuerza que nos afecta, sino en unirse con ella, sumando su energía a nuestra propia fuerza.

Esta técnica de armonizar los flujos nos permite refinar la energía del lugar, hasta el punto de hacerla similar a los templos o palacios de la antigüedad.

Estos lugares, depositarios del saber, no se afectaban por las redes geobiológicas, previniendo muchos problemas, aunque lo más destacable era la sensación de armonía, paz y bienestar presentes, que a su vez generan vitalidad, mayor intuición, más capacidad de enfoque, lo que redunda en una mayor calidad de vida.

En el jardín hemos usado la energía de las aguas subterráneas para recrear ambientes más húmedos y a la vez el propio diseño del jardín trabajando a favor del agua consigue armonizar su recorrido.

Aprovechando la potencia que ofrece el cruce de fallas y aguas, situamos una piedra de compensación o pequeño menhir, que armoniza la energía de todo el entorno y en línea con el arte de los jardines japoneses, se presta a la contemplación.

Este trabajo específico de la piedra tiene en cuenta, su tamaño y forma, la intensidad del punto en que se sitúa, la orientación, tanto de la piedra como del lugar y el tipo de energía con se programa.

Descubrir un palacio, un templo o cualquier lugar, sintiéndolo es una experiencia mágica, ¡cuanto más nuestra propia vivienda!.

Nos descubre la verdadera naturaleza del lugar y de nosotros mismos, ofreciéndonos recursos que teníamos escondidos u olvidados hasta ese momento.

Nos abre la mente a nuevos paradigmas, expande las fronteras de nuestro ser y nos muestra un mundo nuevo, paradójicamente el de siempre, que contemplamos con ojos y sentidos nuevos.

Nuestra vivienda no solo es un lugar donde estar, sino donde conocernos y crecer, en suma donde Vivir.

3 responses to “Nueva Forma de Habitar

  1. Felix Mayo (Pueblo Español)

    me ha encantado el articulo, no solo por conocer la calle y el tipo de casas que aún existe por allí, sino por la completa visión sobre las energias que de algun modo siguen afectando al bienesgar y la salud.

    • Gracias Felix….

      la de Juan es una sensibilidad que ayuda al proyecto, y a analizar más deteniodamente los condicionantes en el habitar de la casa…pronto colgaré los planos del proyecto y las reflexiones paisajísticas, que contribuiran, espero, a ilustrar el asunto. Un saludo

    • Gracias Féliz…seguiré informando a medida que se desarrole el proyecto. Un abrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s