Las ciudades invisibles


 

 

La ciudad y le Deseo 1

“En los años siguientes mis ojos volvieron a contemplar las extensiones del desierto y las rutas de las caravanas; pero ahora sé que éste es sólo uno de los caminos que se me abrían aquella mañana en Dorotea.”

Las Ciudades y La Memoria

“La ciudad no está hecha de esto, sino de las relaciones entre las medidas de su espacio y los acontecimientos de su pasado”

Las ciudades y el deseo 2

“La ciudad se te aparece como un todo en el que ningún deseo se pierde y del que tú formas parte, y como ella goza de todo lo que tú no gozas, no te queda sino habitar el deseo y contentarte.”

Si durante ocho horas al día trabajas tallando ágatas, ónices, cristopacios, tu afán que da forma al deseo toma del deseo su forma, y crees que gozas de toda Anastasia cuando solo eres su esclavo.”

Las ciudades y los signos

“El hombre camina días enteros entre árboles y piedras. Rara vez el ojo se detiene en una cosa, y es cuando la ha reconocido como signo de otra.”

(…) Si un edificio no tiene ninguna enseña o figura, su forma misma y el lugar que ocupa en el orden de la ciudad bastan para indicar su función.”

Italo Calvino, Las Ciudades Invisibles, Ediciones Siruela, Junio 2010

Ver otros

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s