¿Te gusta el Molino?

LA ondulación de la nueva fachada

¿Te gusta el molino?

Esa pregunta me hizo hace un par de semanas L.G, en éste mismo foro;  he tomado la sugerencia al vuelo y me he ido a ver la flamante nueva sede del histórico teatro del Paralelo, que no había visto pese a trabajar a escasos 1000 metros de ahí, teatro que en sus años de esplendor “marcará el ritmo de la ciudad en las siguientes décadas y por su escenario desfilarán artistas ya legendarios como Lander y Leanna, Mary Mistral, Mirko, Pipper, Johnson, Escamillo, Christa Leem, La Maña y Merche Mar, entre otros.” (el Molino, un icono).

Me ha gustado el planteamiento de la rehabilitación, entiendo las decisiones tomadas y la estrategia de mantener la fachada, elemento emblemático de la ciudad, pero no comparto el criterio.

Me ha gustado, entre comillas, pues de haber sido mía la decisión hubiera preferido demoler el edificio existente y colocar una pieza de arquitectura moderna. Se que a muchos les parecerá una atrocidad, y entiendo que, como dice Oriol Bohigas en su magnífico libro “Contra la incontinencia Urbana, Reconsideración moral de la arquitectura y la Ciudad”:  “Una de las razones que justifican tantos esfuerzos a favor de la conservación a ultranza es que la modernidad en Arquitectura y Urbanismo no merece demasiada confianza al público en general.”. Y estoy de acuerdo, hay fundadas razones para desconfiar de la Arquitectura moderna…En otro orden de cosa, más personal, me parece interesante que sea el hijo del Señor Bohigas el autor de ésta rehabilitación.

En todo caso, aceptado el planteamiento final y la iniciativa de Ociopuro S.L., que creo que es esencial para recuperar el Paralelo como espacio público de marcado carácter lúdico en la ciudad , paso a contestar la pregunta de L.G., pero no será con un si ni con un no.

Creo que la intervención es bastante correcta, dentro de su impostación, de las variables manejables; el planteamiento me parece bueno y coherente, pero la sensación que me ha dado esa doble piel ondulada es paradójicamente rígida y no lo bastante tersa.

No lo bastante tersa, es decir, esa ondulación que vuela por el paralelo me parece algo amorfa y débil, sobretodo el ángulo superior izquierdo, que se dobla para dar respiro a la calle lateral, y creo que la coronación debería proyectarse hacia el paralelo, a plomo, como suele hacer Gehry en sus locuras animadas.

Rígida porque a mi parecer lo que tenía que ser terso, frágil, una seda, esa doble fachada está compuesta de perfiles metálicos bastante gruesos que niegan la ondulación…creo que debería ser una doble piel de seda, de tela, de malla de acero, no sé….

Es fácil criticar….Creo que los chicos de BOPBAA  han hecho un buen proyecto, y incido en ese plus que uno siempre quisiera de más. Me pasa lo mismo con mis proyectos. Como decía mi antiguo jefe, Elías Torres, “de entre mis proyectos, el que más me gusta es el próximo”.

Ahí va eso, L.G. Y por cierto, ¿Te gusta el Molino?

2 responses to “¿Te gusta el Molino?

  1. Pues mira, despistadilla de mi, pasé en coche por el Paral·lel y me topé de repente con la versión vainilla de El Molino. Primera reacción (desconocedora de la existencia de un proyecto de reforma, seguramente causada por mi última estancia en Marte): me ilusioné y me gustó ese tono cromático austero y elegante contrapuesto en mi imaginario a plumas, lentejuelas, bisutería a mansalva y pezones y nalgas de cien colores (o de colores a 100). Después la vista se va al edificio anexo, no me pareció una unidad, ni tan sólo vi diálogo. Ya está, ya pasé de largo. Después veo en la tele que inauguran, con todos los elementos coloristas que mi imaginario conservaba… no sé. Me gusta El Molino, me gusta que exista y funcione (aunque las probabilidades de que entre son ínfimas), me gusta que mire con la cara limpia des de su rincón del Paral·lel, aunque la espalda del pequeño edificio me parece la fachada de un rocódromo indoor… el interior que vi por televisión consiguió transportarme a un club de alterne de lujo, eso también me gustó… Hay algo que me chirría, pero como profana no puedo evitar alegrarme de ver esas aspas saludando pícaras (ah, el imaginario), referenciando mi mapamundi siempre en construcción.

    • Gracias lula. Ese molino vainilla y austero es lo que más me gustó a mi también. Me dije: Qué majo!. El resto, pues estamos de acuerdo. Y en cuanto a la unidad, creo que en éste caso era imposible, a no ser que dejases el edifico como era o lo derribases completamente…Por cierto, ¿qué tal por Marte?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s